laura-300x200

Laura Rasines

Eco Makeup Artist

Voy a decirte que siempre me he considerado una persona que ha visto el mundo con una perspectiva inusual, quizás a veces demasiado onírica, pero nunca nada es demasiado cuando en cuestión de imaginación y creatividad se trata.

He vivido en Estados Unidos, Burgos, Barcelona y ahora resido en Bilbao.

Tuve la oportunidad de acabar mis estudios de diseño gráfico en la escuela Llotja, y también de maquillaje años después. Siempre me he cuestionado eso de que por tener una titulación se es mejor o peor que el resto de los mortales. No voy a hablar aquí de mis logros, ni embadurnarme de jabón para que vengas a mis talleres, ya puedes ver una selección de mis trabajos aquí en la web.

Te voy a decir que no me gustan los convencionalismos, lo estipulado, que nos encasillen y ver la vida de manera limitada, por eso decidí crear Daandelion, porque estaba harta de tanta vanidad en el mundo de los maquilladores, de tanta falsedad impuesta por una industria que cada día se basa más en la corteza de las cosas, cánones de belleza inalcanzables, productos llenos de sustancias tóxicas que la mayoría de las mujeres hemos desconocido, o desconocemos.

La cosmética ecológica es para mi una forma genial de expresarme, es segura, no fomenta una imagen falsa de la belleza de las mujeres y ayuda a mantener el equilibrio del planeta.

He trabajado en corners de prestigiosas multinacionales de belleza, pero no me llenaban, no era yo, querían que fuese una muñeca parlanchina con una manta de pinceles vendiendo el secreto de la felicidad a través de una sombra de ojos. Yo quería maquillar, mis manos se debatían entre el pincel o la muerte y fue una suerte que por mis ventas decidieran prescindir de mi.

Hoy puedo decirte que fue de las mejores cosas que podían pasar, porque puedo ser yo misma, crear, seguir viendo el mundo desde mis propios ojos y sobre todo poder conocerte y que juntas pasemos un buen rato entre colores, texturas y sonrisas femeninas rodeadas de paisajes inspiradores.

Arte eres tú, tus manos, tu rostro, cada arruga, cada estría, cada tarta de cumpleaños, cada cana. La belleza es tan subjetiva e inherente a todo lo que vemos, que se nos olvida que no es una fórmula matemática.

Laura Rasines